Grosor del pelo

¿Qué es el grosor del cabello?

El grosor del cabello está determinado por la circunferencia de cada hebra de pelo. Dependiendo de su anchura, podemos clasificarlo como grueso, medio o fino, aunque también es común encontrar una mezcla de los tres tipos. Conocer su grosor te ayudará a saber qué productos y qué texturas son más adecuadas para tu tipo de pelo y cuáles deberías evitar.

¿Cómo averiguar cuál es el grosor del pelo?

Grosor del cabello

Hay varias maneras de averiguar cuál es el grosor de nuestro cabello. El primero de ellos consiste en coger un pelo y mantenerlo a la luz. Si es ancho y fácilmente visible, se podría decir que es grueso. Si es tan delgado que apenas se ve sería fino y, si no parece ni fino ni grueso, entonces podría considerarse de anchura media.

Otra manera de comprobar cuál puede ser el grosor de nuestro pelo sería compararlo con una hebra de hilo. Si tu cabello es más delgado que el hilo, entonces tienes un cabello fino. Si son del mismo tamaño, es probable que el grosor sea medio y, si es más ancho en diámetro que el trozo de hilo, podría decirse que tu pelo es grueso.

Grueso

El cabello grueso tiene la mayor circunferencia de todas las texturas de cabello y es propenso a ser poroso y a perder humedad fácilmente. De los tres tipos de grosor que existen, el grueso es el más fuerte y por eso mismo resulta más resistente al daño que otros tipos de cabello. A pesar de lo que pueda parecer, cualquier tipo de rizo puede tener el pelo grueso. De hecho, es posible que alguien con pelo ondulado tenga una textura gruesa y que alguien con rizos afro tenga una textura muy fina.

Recomendaciones para cabello grueso

Se recomienda aplicar mascarillas hidratantes frecuentemente en este tipo de cabello para mantener los rizos suaves y flexibles, además de tratamientos con aceites, ya sea de coco, de argán o de oliva. Si tienes el pelo grueso, te recomiendo también que eches un vistazo a la línea Coconut & Hibiscus de Shea Moisture, especialmente indicada para pelo grueso y rizado.

Medio

El tipo de cabello más común es el de grosor medio, donde cada una de las hebras no es ni muy fina ni muy gruesa. Resulta fácil de peinar y aunque es más fuerte que el cabello fino, debemos tener cuidado porque la manipulación excesiva, los peinados, los tintes e incluso el clima pueden afectar la salud y la estructura general de las hebras.

Recomendaciones para pelo de grosor medio

Trata de seguir una rutina capilar en la que incluyas tanto tratamientos de hidratación, como de nutrición y reconstrucción. Esto último ayudará al cabello a reponer la proteína que pierde por causas como el clima y las decoloraciones.

Fino

Las hebras de pelo fino son delicadas y vulnerables a los daños. Este tipo de cabello puede ser más graso que otras texturas y a menudo pierde definición fácilmente, ya que los rizos son propensos a caerse.

Recomendaciones para cabello fino

Si tienes el cabello fino, menos es más cuando se trata de productos. No sólo debes optar por un producto de textura ligera, sino que también debes tener cuidado con no aplicar demasiada cantidad. Utiliza productos formulados para pelo fino, como la línea Fruit Fusion Coconut Water de Shea Moisture y, si vas a secarte el pelo, hazlo siempre del revés para obtener más volumen.

Otros factores a tener en cuenta

Además del grosor del pelo, existen también otros factores que determinan cómo es el cabello. Algunos de los más importantes son el tipo de rizo, la porosidad y la densidad capilar. Conocer todos estos factores es clave para cuidar de nuestro cabello y para decantarnos por un tipo de producto o por un tratamiento en concreto. A continuación puedes leer un poco más sobre cada uno de ellos.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: