Cómo dormir con el pelo rizado

No hay nada más frustrante que lavarse el pelo, definirlo cuidadosamente, irse a dormir y levantarse con los rizos totalmente deshechos y llenos de frizz. Por eso, además de refrescar los rizos al día siguiente, es muy importante proteger el cabello al dormir para evitar que estos se aplasten o que la fricción contra la almohada haga que el pelo se encrespe demasiado. Para protegerlo debidamente y prevenir que esto pase, existen varios trucos que podemos llevar a cabo, como dormir sobre una funda de almohada de seda, hacerse una piña, utilizar un buff o un gorro de satén.



Dormir sobre una funda de almohada de seda o satén

Las fundas de almohada de aldogón, incluso las de mejor calidad, suelen absorber los aceites naturales del cabello, generando frizz y enredos. En cambio, las de satén y las de seda evitan la fricción del pelo contra la almohada, manteniendo su hidratación natural mientras dormimos, lo que evita el frizz, la rotura y la caída del cabello.

Pero los beneficios de este tipo de almohadas no solo se notan en el pelo, sino también en la piel. Muchas veces ocurre que, en función del material o los tintes utilizados en su composición, las fundas de almohada de algodón pueden provocar irritación y rojeces. Por eso, las pieles más sensibles son las más beneficiadas a la hora de utilizar satén o seda, ya que este tipo de tejidos evitan que la piel se irrite. Además, también son perfectas para prevenir la formación de arrugas en el rostro gracias a su suavidad y ligereza.

A continuación puedes ver tres fundas de almohada diferentes: las dos primeras son de seda y la última de satén. Todas ellas están disponibles en varias medidas y colores para que elijas la que mejor se adapte a ti.

Recogerse el pelo en una piña

La forma más fácil y rápida de proteger los rizos por la noche es el de recogerse el pelo en una coleta alta, lo que se conoce también como «piña». De esta manera los rizos que quedan en la parte de atrás de la cabeza no se aplastan contra la almohada, sino que todo el pelo queda recogido en la parte superior de la cabeza. Además, este tipo de peinado también es muy útil para ganar volumen en la zona de las raíces.

Hay algunos accesorios que puedes utilizar para esto, como estas gomas en forma de muelle de la firma Invisibobble. Este tipo de coleteros se estiran muchísimo y no dejan marca en el cabello, aunque si por lo que sea notas que al quitártelo se ha estirado demasiado y que no se encoge, puedes ponerlo en un tazón de agua caliente y recuperará su forma original.

Otra opción es utilizar estos coleteros de seda, también conocidos como «scrunchies» en inglés. Se pusieron muy de moda en los años 80 y son perfectos para proteger los rizos porque sujetan el cabello de forma muy delicada.

Por último, también puedes usar un «Puff Cuff», que no es más que un aro con pequeños pinchos de sujección a los lados que se abre en dos, como este. Colocarlo es muy sencillo: simplemente hay que abrirlo en dos mitades y poner todo el pelo en medio. La ventaja de este accesorio es que al quitarlo no hay que estirar del pelo, simplemente hay que abrirlo de nuevo y dejar que todo el cabello vuelva a su sitio.

Utilizar un buff para dormir

Los buff, también conocidos coloquialmente como bragas de cuello, son perfectos para proteger los rizos mientras dormimos. Al recoger todo el pelo en el interior del buff evitaremos que durante la noche el pelo se encrespe o se enrede. Para que no se salga ningún rizo ni se nos caiga durante la noche, es recomendable hacer un nudo en la parte superior. A continuación puedes ver una selección de ellos:

Usar un gorro de seda o satén

Los gorros de seda o satén son una alternativa a las fundas de almohada y son especialmente útiles si hemos aplicado algún tipo de tratamiento en el cabello con el que tenemos que dormir, ya sean mascarillas o cualquier tipo de aceite capilar. De esta manera evitaremos ensuciar la almohada sin dejar de proteger nuestro cabello por la noche.

Al igual que las fundas de seda, los gorros de satén tienen también numerosos beneficiosos: protegen los rizos al dormir, evitan que el pelo se enrede y se rompa, ayudan a mantener el cabello hidratado y mantienen los rizos definidos durante más días. Además, también puedes utilizarlos a la vez que duermes sobre una funda de almohada del mismo tejido.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: